cursor

http://2.bp.blogspot.com/-M6tnbtxpcAc/Ub6R6FsuVII/AAAAAAAADEY/NW89VIo_d2k/s1600/subir5.png

lunes, 11 de febrero de 2013

BIZCOCHO DE NARANJAS SANGUINAS Y ALMENDRAS


UN POQUITO DE INFORMACIÓN.

Las naranjas sanguinas mantienen y superan los beneficios de la naranja tradicional, ya que aportan más beta-carotenos y contienen antocianinas, unas sustancias que les confieren ese color rojizo tan característico. Para aprovechar al máximo sus virtudes nutricionales y disfrutar de su sabor se recomienda tomarlas frescas, tanto solas como combinadas con otras frutas en macedonia. También los zumos de naranja que se elaboran con esta variedad son exquisitos, ya que su sabor recuerda ligeramente al de las cerezas o las frambuesas.
Esta mañana fui  a comprar, vi estas naranjas, hacía mucho tiempo que no las veía en el mercado, recuerdo que siendo pequeña mi madre me ponía unos zumos de estas naranjas,  parecía que estaba tomando zumo de frambuesas por el color que tenían y, aunque estaban más caras, no me he  resistido a comprar unas para hacer este bizcocho y con las demás haré mermelada.
Este bizcocho me lo enseño a hacer mi suegra este verano, me pareció delicioso, por eso me he decidido  a hacerlo. Ella vive en Vinaroz, parece ser que es típico de la zona de Castellón.

INGREDIENTES.

4 Naranjas sanguinas (si son de mesa pondremos solo 2 porque son mas grandes).
250 Gr. De almendras crudas molidas.
250 Gr. De azúcar.
2 Sobres de gasificantes (uno morado y uno blanco).
3 Huevos L.
PREPARACIÓN.

Cortamos las naranjas en trozos pequeños y las ponemos a cocer con un poquito de agua a fuego lento hasta que estén blandas.
Si tenemos las almendras enteras como las tengo yo las molemos en una picadora.
Precalentamos el horno a 160 grados con aire y calor arriba y abajo, si no tenéis aire ponerlo a 180 grados.
Cuando las naranjas estén cocidas ponemos todos los ingredientes en un recipiente y los trituramos bien.
Los depositamos en un molde bien encamisado con mantequilla y harina.
El mío es de silicona y no hizo falta. Con una cuchara sopera aplastamos el centro de la masa para que al cocerse no se hinche (aunque esto os parezca raro funciona, este truco me lo dio una persona de uno de los  grupos  de cocina a los que pertenezco, pero ahora no recuerdo quien)
Lo dejaremos 45 minutos más o menos, si vemos que se nos dora demasiado y no esta hecho lo tapamos con papel plata. Para saber si está en su punto lo pincharemos con una brocheta y si sale limpia ya esta hecho.
Lo sacamos, lo dejamos enfriar encima de una rejilla y cuando este frío lo desmoldamos.
También está muy rico con una capa fina de chocolate negro por encima.
La textura de este bizcocho es parecida a la de un flan. 

7 comentarios:

  1. Hola Conchi,tu receta tiene que estar muy muy buena!
    Me gusta mucho tu bizcocho.Un besito de mi parte.

    ResponderEliminar
  2. Con esta textura de flan me encanta, siempre me sorprendes.
    Un besito querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. Que jugoso te ha quedado, me encanta esta receta así que te la copio.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. la que hace que no veo esas naranjas......... las recuerdo de la tienda del barrio de toda la vida. En cambio desde pequeña no he vuelto a verlas.....me ha hecho ilusión, y por cierto seguro que el bizcocho también me la haría jaja
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Las naranjas con las almendras,una combinación perfecta,me ha encantado tu receta,un besico!

    ResponderEliminar
  6. Que pinta mas buena que tiene esta diciendo comeme. Dice mi madre que cualquier dia te vemos en la tele con un programa para ti solita. Estas hecha una artista

    ResponderEliminar
  7. Hola,

    hice el bizcocho y quedó delicioso... además le puse una cobertura de chocolate con almendras fileteadas que garrapiñé yo en casa. Ha sido todo un éxito!!!

    Muchas gracias por la receta!

    ResponderEliminar

Por favor, si te gusto la receta no te olvides de dejar un comentario.
Gracias